Frente a la fragmentación del talento… [en San Francisco]

Esta es una traducción al español de un articulo publicado por Semil Shah en TechCrunch. Link en la fuente de esta nota.

El pedido #1 que se escucha al hablar con fundadores de startups en San Francisco es: “Estamos contratando ingenieros. ¿Conoces alguno?”. Todos sabemos que este problema empeora día a día, y también lo saben la mayoría de los inversores. Pero la pregunta resuena tan frecuentemente que comienza a preocupar el hecho de que las tácticas convencionales no funcionan. Aquellos startups en sus comienzos que no empiezan a experimentar con nuevas ideas para obtener, reclutar y acercar a ingenieros y otros perfiles técnicos pueden acabar sin dinero o sin lograr la tracción suficiente con su producto para pasar al siguiente nivel. Quizá esto suceda porque el talento técnico se halla tan fragmentado hoy en día que todas las opciones deben ser reexaminadas y puestas en la mesa.

En el afán de investigar todas las opciones disponibles, a continuación se exponen 10 tácticas que tu startup puede considerar, dadas las condiciones de hoy.

Y mientras se leen en Internet otros posteos de alto vuelo referidos a cómo contratar gente, la "realidad real" es que hay tantos startups siendo financiados diariamente que cuando los fundadores cierran esa primer ronda, a menudo se convierten en reclutadores de casi tiempo completo, y muchos de ellos fracasan porque o bien no comprenden el peso del problema que enfrentan o porque no están dispuestos a considerar las opciones mencionadas a continuación, las cuales requieren un cierto grado de apertura de mente:

  1. Contrata empleados remotos. La sabiduría convencional dice que tu equipo debería estar reunido en un mismo lugar, de forma personal. Desafortunadamente, hay muchísimos recursos potenciales que no están en tu zona, y que, por un sinfín de razones, no pueden mudarze.
  2. Contrata proveedores. La sabiduría convencional dice que esto puede resultar mal y causar más trabajo debido a procesos incongruentes de desarrollo, pero existen grandes recursos potenciales que quizá no estén “de ánimos” para comprometerse a algo en un estadío tan temprano y quizá deseen trabajar en otros proyectos por tal o cual motivo.
  3. Contrata candidatos calificados y ayudalos a reubicarse. A los startups en sus comienzos no les gusta meterse en el juego de los gastos de mudanza, pero si ese es el único motivo por el cual no estás pudiendo cerrar un trato con un gran recurso potencial, quizá sea adecuado considerar romper esa regla.
  4. Sistemas de referidos. Seguramente muchos startups hacen esto de alguna manera, ya sea por regalos o incentivos monetarios. Pero, quizá necesiten ser más robustos y creativos.
  5. Paga más dinero y comparte más equidad. Si es difícil atraer buenos talentos técnicos, quizá el startup no puede permitirse el precio de mercado, o quizá la sabiduría convencional respecto a las franjas actuales de salario no están en consonancia con esta realidad.
  6. Absorbe equipos que no pueden sobrevivir. Para aquellas compañías que han reunido más capital de crecimiento y/o aquellos que están haciendo suficiente dinero como para garantizar la reinversión en su negocio central, hay muchos equipos que pueden ser separados y absorbidos, usualmente por una oferta salarial, algo de equidad y una modesta bonificación.
  7. Abre una segunda oficina. Para rodear el problema de los empleados remotos, podría haber situaciones en las que un pequeño grupo de candidatos calificados guarda una cierta proximidad geográfica, pero están lejos de la oficina central. Si este grupo central está dispuesto a abrir una oficina y puede contratar más personal a través de sus propias redes, quizá sea una buena idea hacerlo, siempre y cuando el startup tenga el efectivo para permitírselo.
  8. Difunde tu infraestructura. La gente talentosa quiere ver lo que hace tu compañía por detrás, así que una buena idea puede ser invertir tiempo y recursos en un blog de ingeniería donde se comparta lo que ocurre por detrás. Esta clase de apertura atrae a otros que piensen parecido y pueden enviar una fuerte señal sobre lo diferente que es tu forma de trabajo.
  9. Contrata candidatos con poca experiencia y entrenalos. ¿Qué ocurre si un equipo de fundadores encuentra talento en bruto y toma la decisión de contratar a esta gente y entrenarlos? Sin reducir el mínimo de calidad, estos equipos pueden contratar gente de estas características y dedicar recursos y tiempo para convertirlos en recursos de alto nivel.
  10. Mejoras diarias. Es obvio, pero cualquier lista como esta debería incluir opciones como hacer de tu oficina el mejor lugar para trabajar, pasando más tiempo reclutando o contratando a un exitoso reclutador que pueda de manera demostrable ganarse el respeto de buenos candidatos, u organizar más conferencias tecnológicas, o más hackathons, o más competiciones.

Naval Ravikant twitteó una gran línea el año pasado: “Nunca fue tan fácil empezar una compañía, pero nunca fue tan difícil construir una”. Esta fragmentación del talento es el otro lado de la moneda en esta burbuja en la que vivimos - y sí, es una burbuja, pero no está donde parece. Hoy, el activo sobrevalorado es la cantidad de fondos y cuotas de equidad que los fundadores controlan y deciden mantener. Para reclutar a la gente adecuada, los fundadores ahora deben trabajar mucho más o ser más creativos y audaces para completar sus puestos de trabajo. Puesto de otro modo, para ganar el juego de hoy, muchos fundadores tendrán que tomar decisiones incómodas, en especial en temas relacionados al dinero para salarios y equidad como incentivo.

No está bueno sugerir estas tácticas porque todo el mundo habla sobre el equipo y porque cada uno quiere proteger su cultura y evitar manejar gente remotamente o contratar proveedores o dedicar tiempo a capacitar diamantes en bruto, pero en San Francisco, donde el mercado está desbordado de startups en sus comienzos, la cruda realidad del 2013 es que todo el mundo (y la madre de cada uno) tiene un startup tecnológico ahora, y todo el mundo (y el padre de cada uno) tiene un nuevo fondo de capital semilla, y uno, como fundador, está atrapado en el medio, obligado a tomar decisiones subóptimas entre calidad y velocidad. No es una opción agradable, pero para sobrevivir o ser exitoso aquí… no se ve otro modo.

Qué diferente es el panorama acá en Córdoba. No hay una cultura de entrepreneurship tan fuerte como allá, los startups no se conocen tanto, los recursos están un poco escondidos… Habrá que salir del cascarón y ver qué hay a nuestro alrededor…

Fuente: TechCrunch

6entrepreneurship, san francisco, cordoba, series a crunch, crisis, contratar, recursos humanos, techcrunch, tips para emprendedores,